Pastor Lance Allen Head Pastor

Carta del Pastor Para Julio

“Nunca Olvides”

“[Y Jesús dijo] ‘Y el que recibe en mi nombre a un niño como éste, me recibe a mí. Pero si alguien hace pecar a uno de estos pequeños que creen en mí,
más le valdría que le colgaran al cuello una gran piedra de molino y lo hundieran en lo profundo del mar.” (Mateo 18:5-6)

Pues… ¡cómo han cambiado cosas! Saqué la Forma de Información de la Iglesia (FII) que recibí hace 16 años cuando buscaba servir en una iglesia. La forma estaba llenada en 1999 para la Primera Iglesia Presbiteriana de Santa Ana. Y la forma era un tipo de currículum para PIPSA. Esto es como comienza la narración:

“Parándote antes de la congregación, puedes ver que somos predominantemente caucásicos  (anglian), con menos de 8% negro, hispano o asiático.” ¡Guau! 92% Caucásicos. ¡En una comunidad que era 15% asiático, 2% negro, 35% caucásico, y 48% hispano, la congregación era 92% caucásicos! La congregación no representaba la comunidad muy bueno. Pues… ¡cómo han cambiado cosas! Ahora hispanos representan un tercero (o más) de nuestra membrecía (y también nuestro liderazgo) y asiáticos son cerca de 10%. ¡Eso, combinado con nuestra asociación con la congregación keniana significa que somos un grupo saludablemente variado!

Pero una cosa no ha cambiado: el compromiso a nuestros jóvenes y niños. En la FII había cuatro iniciativas que los líderes querían concentrar en la vida de la iglesia. El primero era esto, “Ministerio a nuestra iglesia: concentramos en las familias jóvenes, mientras manteniendo nuestro ministerio firme a nuestros miembros más viejos. Concentraremos en los jóvenes. Crearemos programas para que todas generaciones puedan ser ministerio a los otros.” Espero que nunca no olvidemos esa concentración en los niños y jóvenes.

Esta declaración fue seguida por una estrategia en el Estudio Congregacional que declaraba, “Establece empleados, desarrolla líderes de la iglesia, y reorienta recursos del presupuesto/programa para enfatizar los jóvenes y familias jóvenes, esto complementará y fortalecerá nuestros ministerios existentes.” Me preguntaba cuántos de nuestros miembros duraderos recuerdan este énfasis. Por supuesto, muchos de nuestros miembros duraderos recuerdan los programas dinámicos y grandes de niños y jóvenes de años pasados.

Recientemente tuvimos una serie de sermón sobre, “Recibiendo al Forastero,” usando el versículo donde Jesús dijo, “Fui forastero, y me recibieron.” En esa serie de sermón, miramos como Jesús identificó con el forastero, el transeúnte, el extranjero residente. Pero en el versículo de arriba, Jesús identifica con niños: “Y cualquiera que en mi nombre reciba a un niño como este, a mí me recibe.” ¿Vemos la cara de Jesús en las caras de los niños en nuestra iglesia?

Si pudiéramos dar un paso atrás 2,000 años, y pararnos en el templo de Jerusalén cuando Jesús vino cuando era joven (San Lucas 2:41ff), ¿cómo lo hubiéramos tratado? Sabiendo lo que sabemos hoy, ¿no hubiéramos tenido prisa para servirlo? ¿No hubiéramos hecho todo en nuestro poder para animarlo, apoyarlo, amarlo? Esto es como deberíamos tratar cada niño que entra dentro de nuestra iglesia. Ve la cara de Jesús en la cara de un niño.

Me acuerdo que cuando tuve mi entrevista para la posición de pastor aquí en PIPSA, yo dije, “Después del pastor, el más importante posición es el director del ministerio de niños. Y después de esa persona, la próxima posición en el orden de importancia es el director del ministerio de jóvenes.” Si cualquiera iglesia espera crecer, tienen que concentrar en el ministerio a familias jóvenes. Si los niños y jóvenes son felices, luego las madres y los padres están felices. ¡Si los niños y jóvenes están creciendo en su fe, las madres y los padres son más felices! Por favor no tomen este comentario en la manera incorrecto diciendo (lo que NO estoy diciendo) que las otras posiciones no son importantes. No estoy diciendo eso. Solamente estoy diciendo, necesitamos recordar nuestras prioridades.

Verano es un tiempo cuando damos atención especial a nuestros niños y jóvenes. Muchos pastores toman tiempo para respirar en julio y agosto mientras muchas programas para adultos pausan por el verano y los actividades son más lentos. Pero los pastores de jóvenes y pastores de niños se mueven en alta velocidad. Durante este mes de julio tenemos Escuela Bíblica de Vacaciones en lunes, el 18 de julio hasta viernes, el 22 de julio. EBV va ser de las 5:30 a 8:30 p.m. Domingo de EBV va ser en el 24 de julio. Pudiéramos usar voluntarios y recursos. Si puedes ayudar en cualquier manera, por favor habla con el Pastor Peter Kim.

En años pasados, hemos tenido hasta 50 niños asistiendo a EBV. Eso es considerablemente más que vemos en las mañanas en domingos. Eso significa que tenemos niños viniendo de nuestro vecindario que no vienen durante el año escolar. Ora por nuestro ministerio de niños y por nuestro ministerio Hispano mientras buscan invitar a niños del vecindario, pero de manera importante, buscan invitarlos a unirse al ministerio en PIPSA. Vemos a EBV no solamente como un servicio al vecindario, pero también como un alcance para atraer nuevos miembros.

También voy a estar haciendo las aventuras de verano para los jóvenes (estudiantes de la escuela secundaria y la escuela intermedia). Vamos a ir en varias aventuras: visitando la Biblioteca Reagan para ver la exposición del Vaticano; un Campamento de Surfear en Dana Point; y una tarde en el Muelle de Santa Monica. Necesitamos personas para manear. Si estas disponible y dispuesto, por favor háblame. Por favor. ¡Te necesitamos!

Niños eran una prioridad para Jesús. Déjanos nunca olvidar eso. Nuestra congregación ha mantenido una alta prioridad en los ministerios de niños y jóvenes. Déjanos acordarnos de eso. Déjanos ver la cara de Jesús en la cara de cada niño y joven que entra a nuestra iglesia. . Y déjanos animarlos, apoyarlos y amarlos.

En el Amor y Servicio de Cristo,

Pastor Lance